Habilidades de percepción visual que afectan al aprendizaje

Somos seres visuales: un 80% de la información sensorial que recibimos es visual.

Los optometristas siempre hacemos una diferencia clave, vista y visión. Mucha gente piensa que ver bien es ver el 100%, ver el más pequeño de los detalles, pero es mucho más. La vista se podría definir como la capacidad de nuestro ojo de ver esos pequeños detalles mientras que, la visión, es un proceso mucho más complejo. Es procesar la información visual que reciben nuestros ojos y relacionarla con el resto de áreas cerebrales y del sistema nervioso central para realizar una respuesta motora.

Así, por ejemplo, cuando vemos una botella, nuestro ojo tiene que verla en detalle pero, cuando llega a la corteza occipital debe procesar la información y relacionarla con otras áreas. Una de ella será la de la memoria, para saber que es una botella, que ya la has visto antes; otra el área del lenguaje, para hacer una imagen mental de la palabra botella escrita y poder relacionarla con el área motora que nos permitirá nombrarla. Además, también haremos un cálculo de la distancia a la cual se encuentra la botella y del movimiento que debemos hacer con la mano para cogerla.

Todo esto es la visión, pero en las revisiones oftalmológicas y optométricas, muchas veces no se tiene en cuenta. Un fallo en este proceso producirá problemas en la atención, el aprendizaje o la comprensión de qué es lo que vemos.

Estas habilidades de percepción visual son necesarias para que nuestra visión sea correcta. Ayudará en que haya un buen aprendizaje y buen desarrollo global del niño.

Las habilidades de percepción visual son:

  • Discriminación visual: es la habilidad que permite al niño ser consciente de los rasgos distintivos de los objetos y le permite ver las diferencias o las similitudes. Por ejemplo, a la hora de escribir, le permitirá distinguir las diferentes letras por sus detalles.
  • Memoria visual: es la habilidad por la cual el niño es capaz de recordar aquello que ha visto anteriormente. Puede ser global o secuencial, cuando la memoria se usa para una secuencia de números, letras, etc.
  • Relaciones visuo-espaciales: es la capacidad de ver los objetos desde una perspectiva diferente. Ser capaz de ver un objeto y mover la imagen mentalmente e imaginarla girada o en distintas posiciones. Le ayudará a comprender que, por ejemplo, un triángulo es el mismo triángulo aunque esté girado 45º, 90º o 180º.
  • Constancia de forma: es la habilidad de identificar el objeto aunque esté de manera diferente. Un objeto es el mismo objeto independientemente de la posición, color o tamaño. Por ejemplo, esta habilidad sirve para relacionar las letras mayúsculas con las minúsculas y entender las letras y los números aunque estén en distintas tipografías.
  • Figura-fondo: es la habilidad que permite extraer la información que nos interesa de un conjunto. Si se tiene esta habilidad baja tendrán problemas en extraer la información importante de un texto o localizar una palabra dentro de un párrafo.
  • Cerramiento visual: esta habilidad permite entender un problema o buscar una solución sin tener toda la información sobre la mesa. Es una habilidad muy usada en matemáticas para llegar a conclusiones lógicas.

Por lo tanto, si existe un problema de aprendizaje, es necesario que se valoren todas las habilidades de la visión, no solamente la agudeza visual, ya que con ese examen nos estaríamos quedando en la superficie y no llegaríamos al problema en sí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *