El uso de la tecnología en la infancia

El uso excesivo de la tecnología en la infancia tiene efectos negativos en el desarrollo cerebral.

Para que el cerebro tenga un desarrollo correcto hay que relacionarse con el entorno y si ese entorno se reduce al uso de pantallas electrónicas, habrá una afectación cerebral.

Recientemente, en el programa Enviado Especial de La Sexta, hablaban con Jan M. Ramírez, neurocientífico profesor de neurocirugía y pediatría en la Universidad de Washington. Los pediatras acudieron a su centro de investigación porque querían que se estudiara la influencia del uso excesivo de la tecnología en el cerebro de los niños.

Por ello, se están realizando estudios sobre ratones a los cuales se les somete a estímulos similares a los de una pantalla durante 6 horas diarias, por 42 días. Se observó que los ratones que habían sido expuestos a estos estímulos tenían problemas de memoria, aprendizaje y de hiperactividad.

El uso excesivo de la tecnología en los primeros años de vida provoca problemas de atención, problemas de hiperactividad y problemas oculares, entre otros.

Además, está demostrado científicamente que la aparición de la miopía está relacionada, en muchos casos, con un excesivo enfoque en cerca. Los niños que suelen utilizar el móvil o las tablets, lo hacen a una distancia imprudente de 30 cm o menos con respecto a la cara. Este excesivo enfoque en cerca puede provocar la aparición de miopía a edades más prematuras y con mayor incidencia en niños que tienen antecedentes familiares de miopía.

Para reducir o frenar el aumento de la miopía es necesario aumentar las horas de actividades en el exterior, como jugar al aire libre. Esto es especialmente importante en niños y jóvenes ya que se estima que en 2050 sobre la mitad de la población tendrá miopía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *