El uso de atriles para una mejor ergonomía visual y postural

Mantener una buena postura mediante el uso de atriles y la adaptación del mobiliario ayuda a prevenir problemas musculares en el cuello y evitar el estrés visual.

¿Cómo estáis llevando la cuarentena? En estos días que estamos pasando tantas horas encerrados en casa, somos más propensos a pasar largas horas delante del ordenador o aprovechando el tiempo para leer, estudiar, dibujar, etc. Esto puede tener como consecuencia que haya más dolores de cabeza y que el cansancio ocular sea mucho mayor, por ello, no debemos de olvidar las normas de higiene visual que nos van a permitir no forzar tanto el sistema visual y así tener evitar estos problemas.

Cuando mi madre habla de su etapa estudiantil, siempre recuerda esos grandes pupitres de madera inclinados pero… ¿qué pasó con ellos?. A mediados de la segunda década del siglo XX se empezaron a introducir nuevos modelos de mobiliario escolar debido a las nuevas concepciones pedagógicas e higiénicas defendidos por Montessori, entre otros. Este nuevo mobiliario escolar, con mesas planas y sillas independientes, se fue introduciendo en un primer momento en los centros de educación infantil, para más adelante, a partir de los años 1970, instaurarse en todos los cursos escolares.

Pese a que en ese momento se creyera que ese mobiliario era adecuado para todas las edades, se ha visto que no es el que promueve una mejor postura a la hora de leer o de escribir.

Una postura incómoda puede conllevar a lo largo del tiempo problemas musculares y articulares y, además, producir mayor estrés visual lo que podría producir un aumento de la miopía a largo plazo.

Cuando sostenemos en nuestras manos cualquier material de lectura, lo hacemos en un plano inclinado con respecto al plano horizontal para que así nuestros músculos de la zona del cuello no se resientan y nuestros ojos realicen los movimientos sacádicos de lectura de una manera más confortable y eficiente. Por ello, para una correcta ergonomía visual y postural, lo ideal sería trabajar con mesas que estuvieran inclinadas como las que utilizaban nuestros padres y abuelos pero, ya que eso no es posible, se pueden tener en cuenta ciertas recomendaciones:

  • Lectura sobre atril: los atriles son un buen sustituto a las mesas inclinadas y, además, muchos de ellos permiten cambiar el plano de inclinación dependiendo de cada usuario. Lo ideal sería que el plano de inclinación fuera de 30º con respecto al plano horizontal. Con ellos obtendremos una mejor postura del cuello, mejorarán los movimientos de los ojos y además la postura a la hora de escribir ya que evitaremos «tumbarnos» sobre la mesa.
  • El diseño del mobiliario: los muebles deben de ser del tamaño adecuado para tener sentarse correctamente, con un buen apoyo tanto en la espalda como en los pies. Si tenéis niños en casa, es necesario utilizar muebles adaptados para ellos y evitar que utilicen muebles fabricados para la medida de adultos.
  • La iluminación: la iluminación del espacio debe de ser lo más uniforme posible y con mucha luz natural, para así evitar brillos y sombras que puedan inducir estrés visual. Si es necesario, se puede utilizar un flexo con luz blanca filtrada para iluminar correctamente el material de lectura.
  • La distancia de lectura: se debe mantener una distancia de lectura de mínimo 35-40 cm y evitar ponernos a distancias más próximas, sobre todo al utilizar el móvil o la tablet, ya que así nuestros ojos estarán haciendo un sobre esfuerzo de enfoque.

Por último recalcar la importancia de realizar descansos de forma frecuente. Es importante intentar descansar tras 30 minutos de trabajo en cerca mirando por la ventana o al punto más lejano posible durante 2 minutos.

Desde aquí quiero mandar todo mi apoyo a toda la gente que está siguiendo las recomendaciones de quedarse en casa y no salir, solamente en el caso de que sea estrictamente necesario, y dar las gracias a todas las personas que están ahí fuera luchando contra esta situación. ¡Tod@s junt@s lo conseguiremos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *